5 cosas que debes saber de tus cejas para verte más joven y hermosa

No podemos ignorar que las cejas son claves para que el rostro se vea estético, simétrico, jovial y femenino.

Podría parecer obvio, pero lo más interesante es que no lo es: las cejas son fundamentales para la expresión facial y hacen la diferencia entre un look suave o uno severo.

Cuando viví en Nueva York me llamó la atención la importancia que le daban las norteamericanas a las cejas. Para ese entonces, yo ya había sido editora de moda y de belleza, incluso directora editorial de una importante revista femenina y, aunque escribir sobre las cejas es siempre un buen tema, jamás descubrí que mis lectoras estuvieran especialmente interesadas en ellas. Afortunadamente, hoy en día, todas las mujeres entienden la relevancia de diseñar, depilar, delinear o maquillar las cejas. Pero, ¿qué tanto sabes tú de lo que éstas hacen por ti?

  1. Las cejas enmarcan los ojos. De ahí la necesidad de que cubran el área del ojo e incluso la sobrepasen en los extremos exteriores, porque eso hace que los ojos se vean más grandes y almendrados.

  1. Las cejas demasiado gruesas enfatizan la mirada, haciéndola más profunda. Sin embargo, cuando las cejas son exageradamente gruesas y su forma no ha sido limpiada y diseñada, pueden estropear el impacto de los ojos y ensucia el área, dando la impresión de que la persona es desaliñada.
  1. Cuando, por el contrario, la ceja es escasa o muy rubia y casi no se destaca, la cara se torna menos estética e incluso su aspecto puede remitirnos a una enfermedad. De ahí que se busque maquillarla para resaltarla y regresar al rostro su simetría. También se puede aplicar un gel estimulante para el crecimiento de las cejas cuando se necesitan robustecerlas, para profundizar los ojos.

 

  1. Las personas que se maquillan o se han tatuado las cejas de manera que se ven sólidas, en lugar de que luzcan como vellos agrupados, acaban viéndose más severas y maduras de lo que son. Por ello, hay que cuidar que el tatuaje sea hecho simulando cada vello o que el maquillaje también se haga marcando pequeñas líneas con el delineador espacial para esta zona, o bien, se aplique una sombra un tono más clara del color natural de las cejas y después se difumine.

  1. Cuando ya creías que habías podido domesticar las cejas, resulta que éstas crecen desproporcionadamente después de los 40, lo cual se va acentuado aún más a partir de los 50. Así que es indispensable cortar las que se levantan o estropean la forma de las cejas y utilizar un gel para uniformar los vellos hacia donde quieras que vayan.

 

Para más información sobre las cejas y su impacto en tu imagen, consulta el libro El Poder de tu Belleza, de Editorial Océano, disponible en librerías y en formato digital descargable.

 

Fotos: SHOWbit

 

#Knowtherules  #Breaktherules