¿Es tarde para empezar tu nueva actividad profesional?

¿Cómo saber si es tarde para cambiar de carrera? Si todavía estás viva y sana, es un gran momento para dar el paso hacia tus sueños. No importa cuántos años o carreras tengas, es tiempo de estudiar, probar otro trabajo o hacer un negocio. ¡Hoy!

 

 

Se sabe, a través de diversas investigaciones, que para ser buena en algo, es preciso practicarlo cuando menos unas 10,000 horas. Ya sé que suena muchísimo, pero vas a tener que tomar mi palabra por buena, porque yo te aseguro que cuando te gusta lo que haces, no te pesa ese lapso de tiempo, por el contrario, te regocijas en ser mejor cada vez en tu oficio.

En muchas industrias se ha dado el fenómeno de que contratan a chicas jóvenes e inexpertas para sustituir a mujeres maduras con décadas de experiencia. Les pagan mucho menos, pero también esperan que triunfen sin la preparación adecuada y el riesgo termina siendo grande para ambas partes. El extremo opuesto son las mujeres que llevan mucho tiempo encumbradas y ya no son tan ágiles para adaptarse al cambio. O peor aún, las que has pasado años desempeñando una labor que les es indiferente, o que les no les gusta, pero sienten que ya no hay marcha atrás.

Nunca es tarde ni demasiado temprano. Sólo se requiere que la mujer que aspira a quedarse y desarrollarse en un puesto jamás deje de aprender y sienta que ya hizo lo que pudo. Las dimensiones del crecimiento no dependen de las obligaciones, responsabilidades o niveles para ascender. La única persona que adjudica los límites eres tú misma.

 

 

Si no estás en la carrera adecuada, no dudes en cambiar el giro e ir por lo que realmente te corresponde. A veces encuentras la carrera perfecta al primer intento y, otras, ella te encuentra después de algún tiempo. Pero, para que eso suceda, debes estar atenta, pues en ocasiones las oportunidades pasan a tu lado y no las tomas o ni las ves. Si le has atinado y tienes la suerte de ser feliz con lo que haces, no pierdas nunca el deseo de ser mejor. La seguridad reside en que puedes dominar tu tema. Quizá no seas buena actriz, ni sepas cocinar, pero tu ambición debe enfocarse en ser la mejor en lo que haces, sin importar tu edad ni posición.

Conozco personas que han aceptado un trabajo a sabiendas de que no era algo ideal, ya sea por el dinero o mientras llegaba algo mejor. Pero, entre una cosa y otra, el tiempo fue pasando y llegó el momento en que el cambio era demasiado complicado y, por lo tanto, se antojaba excesivamente tarde. El problema es que sin pasión nada es tan fácil ni placentero. De hecho, es difícil ser estupenda en algo que adoras, imagínate lo complicado que resulta serlo en algo que te es indiferente.

Si eres una mujer que te has quedado cuidando de tu casa y tu familia, pero sientes que ya no eres tan necesaria ahí o necesitas otro tipo de actividades para tu propia valoración, es el momento de dar el paso. En este caso el dicho no podría ser más cierto: “Más vale tarde que nunca”. Lo único que te espera es tu felicidad.

#Knowtherules   #Breaktherules

Fotografías: SHOWbit

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest