La ventaja de ser vulnerable

¿Por qué exponerte ante el otro cuando puedes ocultar tus miedos e inseguridades? Porque jamás lograrás una verdadera conexión con nadie, ni contigo misma, si no lo haces.

 

 

El cuerpo y el alma se resiste a mostrarse débil. Hemos sido, además, educados para tratar de mostrar nuestro lado fuerte, exitoso  e invencible. Pero, en el fondo, todos tenemos inseguridades y temores que, de expresarlos, podrían abrir una brecha de comunicación increíble con un individuo, grupo o audiencia.

 

Todos deseamos pertenecer y la vulnerabilidad nos hace sentir que no somos suficiente, que no tenemos los elementos para ser parte del grupo y, por ende, nos hace fingir o, peor aún, descalificarnos sin intentar nuestro propósito.

 

 

Cuando platico con mis alumnos sobre las técnicas para hablar bien en público, una de las cosas más valiosas que puedo transmitir es que hablen de ellos durante su presentación y si lo hacen con vulnerabilidad, inmediatamente conectarán con su público. Porque lo cierto es que todos estamos hartos de pretender y es una delicia ver que alguien se abre y muestra, valientemente, lo que trae adentro. Eso mismo funciona perfectamente en una junta, en una clase o en una conversación.

 

Pero no toda la ganancia está en lo que logramos con los demás, sino en cómo se siente poder ser auténtico. A mí me resulta una prueba de madurez poder exponerme con lo que llevo dentro y mi sensación, sea como sea la reacción del otro, es que yo gané.

 

 

Sería bueno que intentes ser vulnerable cuando sientas que es un buen momento. Creo que no te arrepentirás.

#Knowtherules  #Breaktherules

 

Fotografías: SHOWbit.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest