¿Por qué el anillo de compromiso sigue siendo un hit para las mujeres?

Las reglas del amor han cambiado, pero el anillo de compromiso sigue siendo un símbolo que consolida la relación amorosa. ¿Sabes por qué?

 

 

Una amiga mía pidió una laptop nueva en lugar de un anillo de compromiso. Para ella esa sortija no significaba nada y, afortunadamente, sigue casada y es probable que tenga ya la quinta generación de aquella computadora que solicitó. Sin embargo, gran porcentaje de las mujeres ponemos especial énfasis en esta pieza de joyería porque representa que hemos sido elegidas y llevaremos este distintivo para decirle al mundo: ¡me aman en exclusiva!

 

El anillo de compromiso, por tradición, es adquirido por un hombre que decide que está listo para dar el siguiente paso en su relación amorosa. A veces se ha hablado del tema, otras, toma a la pareja por sorpresa y hay incluso quien saca el diamante, sin que la otra persona tenga idea de que existe una posibilidad de futuro entre ellos. Pero sea cual sea la situación, el anillo de compromiso marca un capítulo diferente en la historia romántica de dos personas.

 

Andrea Artigas, Managing Director para Tiffany & Co. en México, ha dicho que las mujeres vemos millones de veces nuestro anillo de compromiso. Y no se equivoca al afirmarlo, porque si para los hombres el gesto de gastar varias veces su sueldo en un diamante y ofrecerlo con la pregunta más importante de su vida, es un gran evento. Para nosotras, ese anillo de compromiso es un símbolo que llevamos en el dedo y en el corazón, un recordatorio constante de nuestra promesa y de la mejor intención de ser felices como pareja.

 

 

Alguna vez leí un artículo en donde un hombre se quejaba de tener que dar un enganche, con tan alto precio, sólo para asegurarse de apartar a la mujer que ama. Afirmación que suena cruda y mata todo romanticismo. Pero en cierta forma, el anillo de compromiso es una forma de proteger la monogamia y hacernos sentir valiosas, como la piedra que brilla en esa joya.

 

Que sea necesaria, que represente una grata sorpresa, que el diamante deba tener un tamaño equivalente al amor por su pareja, pueden ser preguntas cuestionables. Sin embargo, no conozco a ninguna mujer que haya recibido su anillo de compromiso, sin la maravillosa sensación de sentirse única e irrepetible por haber sido objeto de semejante obsequio y la promesa que representa.

 

#Knowtherules  #Breaktherules

 

Fotos: SHOWbit

 

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest