¿Por qué tantos vestidos de fantasía en la alta costura?

Los diseñadores de las grandes ligas han optado por apelar a la fantasía para desconectarnos de la realidad y nos han deleitado con estilos que parecen salidos de un cuento de hadas

 

 

Empezando con las ninfas de Christian Dior, las selectas marcas que pueden hacer haute couture decidieron que si no podían invitar a la prensa especializada, clientes VIP y compradores a presenciar sus desfiles, sin duda podían capitalizar en recursos como films, efectos especiales, fotografías y, lo más relevante, nuestra imaginación, para ofrecernos un viaje donde los personajes fantásticos no resultaban menos dramáticos que su trajes ni sus puestas en escena. Por ello, vimos ninfas, brujas, hadas y princesas, todas ellas rodeadas de un halo de misterio y creatividad. Así, luminosas u obscuras, adormiladas o grandilocuentes, estas musas nos visitaron para recordarnos que la alta costura es y será siempre el más atrevido sueño de lujo.

Fotografías de SHOWbit (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): Viktor & Rolf, Ronald Van Der Kemp, Franck Sorbier, Giambattista Valli, Iris Van Herpen y Valentino. Foto de entrada: Christian Dior.

#Knowtherules #Breaktherules